sábado, 15 de agosto de 2009

15 de agosto, día de San Luis Batis Sainz

Hoy, 15 de agosto, conmemoramos a San LUIS BATIS SAINZ, Mártir.

SAN LUIS BATIS SAINZ (1870-1926) nació en San Miguel del Mezquital, en el estado mexicano de Zacatecas, aunque el poblado pertenece a la arquidiócesis de Durango.

De carácter bondadoso y alegre, José Luis Amado Batis Sainz fue un niño obediente y despierto. A los 12 años de edad, siguiendo el ejemplo de uno de sus hermanos, ingresó al seminario en la ciudad de Durango, donde fue ordenado sacerdote en 1894.

Fue párroco en distintos pueblos, hasta que en 1902 lo asignaron a la parroquia de San Diego de Alcalá, en la villa de Canatlán, Durango, donde permaneció durante veinte años de servicio activo a la comunidad, impulsando la fe y los sacramentos, y realizando obras para beneficio general.

Más adelante se le comisionó como director espiritual en el Seminario y en el Santuario de Guadalupe de la ciudad de Durango, y en 1925 fue adscrito a la parroquia de Chalchihuites, Zacatecas.

En México se vivía una época turbulenta en esos años, luego de que paulatinamente se pacificaba el país al salir de la Revolución. Sin embargo, se dieron fuertes enfrentamientos entre líderes del gobierno y la Iglesia mexicana.

Cuando el culto público se suspendió en 1926 a instancias de los obispos de México, San Luis Batis arengó a sus fieles a no levantarse en armas, pues los católicos deberían observar en todo momento una conducta cristiana.

Respetando la suspensión decretada, el párroco de Chalchihuites continuó congregando a sus fieles para realizar otras distintas actividades pacíficas. Sin embargo, el alcalde del pueblo temió que en realidad estuvieran preparando una sublevación y alertó al gobierno federal.

Al día siguiente se presentó un pequeño contingente de soldados, y de inmediato aprehendieron con lujo de violencia al padre Luis, quien se encontraba en la casa de los obreros, pues la parroquia continuaba cerrada.

A la mañana siguiente, los notables del lugar se presentaron para pedir la liberación del señor cura; pero esto no sólo fue infructuoso, sino que los soldados apresaron también a algunos de ellos. Luego los treparon a un carro diciendo que los llevaría a Zacatecas, capital del estado, para interrogarlos, y que más tarde los devolverían.

Sin embargo, esto fue un engaño. A medio camino los soldados bajaron a los prisioneros y les ofrecieron que si acataban las políticas del gobierno, nada les pasaría. Pero ellos se negaron terminantemente, pues ello hubiera implicado traicionar su fe.

A continuación fueron fusilados el cura San Luis Batis Sainz y los demás prisioneros: San Manuel Morales, San Salvador Lara y San David Roldán. Se cumplió así el sueño inconfesado de San Luis Batis de morir en el nombre de Cristo.

Todos estos cristianos y mártires mexicanos fueron canonizados por el papa Juan Pablo II en 2000.

SAN LUIS BATIS SAINZ nos enseña el valor de anteponer el amor y la resignación frente a las fuerzas de la estulticia.


+ + +

Recibe diariamente SANTORAL VIRTUAL en tu buzón
+ + +

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios son bien recibidos. ¡Gracias!