jueves, 20 de agosto de 2009

20 de agosto, día de Santa María de Mattias

Hoy, 20 de agosto, conmemoramos a Santa MARÍA de MATTIAS, Fundadora.

SANTA MARÍA DE MATTIAS (1805-1866) nació en Vallecorsa, provincia de Frosinone, actual Italia, cuando era el último país de los Estados Pontificios.

La niña María de Mattias nació en el seno de una familia pudiente y muy devota. Era una joven sana y alegre, plena de ímpetus. Sin embargo, a los 17 años quedó conmovida por la prédica de San Gaspar de Búfalo, y esta experiencia orientó definitivamente su vida.

Sintiendo con fuerza el llamado de Dios, fundó en 1834 en Acuto, en las montañas cercanas a Roma, la congregación de las Religiosas Adoratrices de la Sangre de Cristo.

En ese lugar remoto, y a pesar de su natural timidez, comienza a predicar y a catequizar a los pobladores y aledaños, llamando la atención por la intensidad de su fe, al grado de que el obispo envió un informante incógnito para enterarse de la situación. Pero el espía sólo acertó a informarle: “Ella habla mejor que cualquier predicador.”

La preocupación principal de Santa María de Mattias era la dignidad de la persona humana y el amor de Dios por la humanidad. Promovió la educación cristiana de las niñas, la ayuda a los pobres y la conversión de los no creyentes.

Su ímpetu le llevó a fundar numerosas casas en Italia y posteriormente en varios países de Europa, por lo general en aldeas pequeñas y marginadas. Tanto celo fue reconocido por el papa Pío IX, quien le encomendó la dirección del Hospicio de San Luis y de una escuela en Civitavecchia.

En Roma, a los 61 años de edad, falleció Santa María de Mattias, quien fue canonizada por el papa Juan Pablo II en 2003. Sus reliquias se veneran en esa ciudad en la iglesia de la Preciosísima Sangre, anexa a la casa general de su Instituto.

SANTA MARÍA DE MATTIAS nos enseña el valor de predicar con fervor para convencer a los incrédulos.


+ + +

Recibe diariamente SANTORAL VIRTUAL en tu buzón
+ + +

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios son bien recibidos. ¡Gracias!