miércoles, 13 de octubre de 2010

13 de octubre, día de San Geraldo de Aurillac

Hoy, 13 de octubre, conmemoramos a San GERALDO DE AURILLAC, Laico.

SAN GERALDO DE AURILLAC (850-909) nació en Aurillac, en la región de Auvernia, en Francia, en la época de guerras entre los herederos del emperador Carlomagno.

Desde muy pequeño, San Geraldo, hijo del conde de Aurillac, fue educado de acuerdo con los ideales caballerescos de la Edad Media. Aprendió cacería y a tirar con arco, así como las bellas artes, hasta que una grave enfermedad cambió drásticamente el rumbo de su vida.

Siguiendo los usos de la época, su padre había ya arreglado una boda para San Geraldo, pero su incipiente ceguera, entre otras cosas, motivó la cancelación del matrimonio. Su madre quiso entonces que se formara para seguir la vida sacerdotal, aunque su padre prefirió que no se ordenara, pues era su único heredero.

De este modo, San Geraldo de Aurillac se convirtió en uno de los escasos laicos del Medioevo que recibieron una formación religiosa sólida.

En 899, fundó con sus propios recursos un monasterio benedictino en Aurillac. San Odilón de Cluny, que tiempo después fue abad de ese mismo monasterio, es quien nos refiere principalmente los aspectos de la vida de San Geraldo.

La vida de San Geraldo de Aurillac era un modelo de religiosidad, sobre todo tratándose de un laico. Oraba mucho, hacía penitencias, trataba a todas las personas como hermanos, incluso a sus siervos, vasallos y empleados.

Hacia el año 902, San Geraldo quedó totalmente ciego. Sin embargo, él nunca permitió que este impedimento fuera un obstáculo para seguir adorando a Dios, ni para procurar el bien de sus hermanos.

San Geraldo rechazó siempre la violencia y la guerra, y estaba convencido de que las querellas únicamente se podían resolver mediante la fuerza de los argumentos.

Numerosas fundaciones y obras de caridad se realizaron en virtud de su espíritu benevolente. Con el tiempo, alrededor del monasterio se fue edificando lo que llegaría a ser la ciudad.

La escuela monacal por él fundada llegó a alcanzar gran renombre, tanto que ahí estudió quien llegaría a ser el papa Silvestre II, el papa del año mil.

Luego de perder la vista, San Geraldo de Aurillac se retiró a unas propiedades de su familia en Poutsoumy, en St-Cirgues-Quercy, en el actual departamento francés de Aveyron, donde permaneció en retiro y oraciones hasta su muerte.

San Geraldo de Aurillac fue uno de los primeros hombres que sin ser monje ni clérigo empezó a ser venerado como santo.

SAN GERALDO DE AURILLAC nos enseña que una vida de religiosidad es posible también para los laicos.



+ + +

Recibe diariamente SANTORAL VIRTUAL en tu buzón
+ + +

5 comentarios:

  1. POR SUPUESTO. TODOS ESTAMOS LLAMADOS A LA SANTIDAD, PUES DIOS NO HA TRAÍDO SU REINO SOLO PARA LOS RELIGIOSOS,SINO PARA TODO EL MUNDO.

    ResponderEliminar
  2. SAN GERALDO DE AURILLAC DIOS TE TENGA EN TU REINO Y AYUDANOS A TENER INTELIGENCIA PARA ENSEÑAR EL REINO DE DIOS QUE NO NECESITAMOS SER SACERDOTES PARA DARLO A CONOCER NI TAMPOCO PARA ASPIRAR A SER SANTO, QUIERO QUE PIDAS A DIOS POR MI Y LOS MIOS PARA NO PADECER DE CEGUERA Y CURAME DE MUCHOS MALES TANTO BIOLOGICOS COMO ESPIRITUALES, PIDE AL PADRE CELESTIAL POR MIS NECESIDADES Y ATI TAMBIEN TE SUPLICO QUE ME CONCEDAS UNA SITUACION ECONOMICA BUENA Y CON ESTA OBTENCION AYUDARME Y AYUDAR A LOS MIOS Y MIS SEMEJANTES DAME MUCHA INTELIGENCIA PARA MANEJAR LAS SITUACIONES Y TAMBIEN EL DINERO ME ME PUEDES PROPORCIONAR PARA ADMINISTRARTELO BIEN GRACIAS POR TO RUEGA A DIOS POR NOSOTROS Y TODOS LOS QUE YA TE CONOCEN.
    JESUS ANTONIO RAMIREZ A..

    ResponderEliminar
  3. SAN GERALDO QUE EN GLORIA ESTES, Y HOY TE PIDO INTERSEDE POR MI SALUD ...AMEN

    ResponderEliminar
  4. SAN GERARDO QUE EN GLORIA ESTÉS JUNTO AL SEÑOR, PROTEGE A MI FAMILIA A MI Y A TODAS LAS PERSONAS NECESITADAS, CLARO QUE SI, COMO BIEN DICE UN AMIGO, TODOS ESTAMOS LLAMADOS A LA SANTIDAD YA QUE DIOS NOS HA TRAIDO SU REINO PARA TODOS.

    AMÉN AMÉN CUIDA DE NOSOTROS

    ResponderEliminar
  5. San geraldo de Aurillac, intercede ante Dios para que los laicos, hoy, podamos seguir un camino de vida parecido al tuyo, entregado de cuerpo y alma al Señor.

    Ser santos, es posíble.

    ResponderEliminar

Tus comentarios son bien recibidos. ¡Gracias!