jueves, 29 de octubre de 2009

29 de octubre, día de San Narciso de Jerusalén

Hoy, 29 de octubre, conmemoramos a San NARCISO de JERUSALÉN, Obispo.

SAN NARCISO DE JERUSALÉN (¿96?-¿212?) nació probablemente en el seno de una familia no judía que se había asentado en Palestina.

Por la época en la que nació, es probable que San Narciso haya recibido la fe de Jesús directamente de discípulos de los Apóstoles.

Podemos inferir por las fuentes históricas que hacia mediados del siglo dos San Narciso ya había sido nombrado presbítero, y ya desde entonces se destacaba por su sentido de la prudencia.

Hacia el año 180, cuando contaba con ochenta o más años, San Narciso fue designado como Obispo de Jerusalén, siendo el número treinta en la sucesión.

En su elevado cargo, a San Narciso de Jerusalén le correspondió presidir en 195 el Concilio de Cesárea, en el cual se buscaba unificar las fechas de la celebración de la Pascua en toda la cristiandad.

Acaso por envidia o por querer hacerlo a un lado a causa de ambiciones políticas, sucedió que tres de sus clérigos inventaron falsos testimonios para calumniarlo. En el momento de confrontarlos, los malos cristianos afirmaron que si mentían, uno se dejaría quemar, el otro morir de hambre y el tercero que le quitaran los ojos.

Ante lo cual San Narciso, en vez de defenderse, se retiró al desierto a vivir como eremita. Y se cuenta que Dios castigó a los difamadores con los castigos que ellos mismos se habían impuesto, de modo que sólo sobrevivió uno, que se quedó ciego.

Una vez pasado el incidente, San Narciso volvió a su diócesis. Sin embargo, luego de algunos años se retiró del cargo por sentirse muy anciano, con 110 años de edad, encomendándoselo a su coadjutor, San Alejandro. San Narciso vivió todavía hasta los 116.

A San Narciso de Jerusalén se le atribuye el milagro de haber transformado vasijas de agua en vasijas de aceite durante una celebración de Pascua, y así los asistentes pudieron encender sus lámparas en la noche. Es por esto que iconográficamente se le representa con una jarra a los pies.

SAN NARCISO DE JERUSALÉN nos enseña el valor de la fuerza de espíritu para ignorar las calumnias.



+ + +

Recibe diariamente SANTORAL VIRTUAL en tu buzón
+ + +

3 comentarios:

  1. SAN NARCISO DE JERUSALÉN RUEGA A DIOS TODOPODEROSO PARA QUE MI ESPOSO JOAQUIN QUE ES MUY BUENA PERSONA Y SUFRIDO SE CURE DE SUS MALES Y PASE UNAS NAVIDADES FELICES YA CELEBRANDO EL NACIMIENTO DEL NIÑO DIOS, TOTALMENTE CURADO.- GRACIAS SAN NARCISO Y DIOS TODOPODEROSO.- DARLE LAS FUERZAS QUE NECESITA Y LO MISMO PIDO PARA MI DARME FUERZAS.- Y QUE MI NIETO SE CURE.- GRACIAS.- REZARÉ UN CREDO,Y UN PADRE NUESTRO.- AMÉN

    ResponderEliminar
  2. SAN NARCISO DE JARUSALÉN,ÁNGELES DEL CIELO, DIOS NUESTRO SEÑOR, HACED QUE MI ESPOSO CAMINE SIN CANSAR Y SIN DOLOR.- ELUR SE LE VAYA PONIENDO MÁS ALEGRE.- MI NIETO QUE TENGA BUENOS AMIGOS Y JUEGUE HOY BIEN.-AMI QUE SE ME VAYAN LOS PENSAMIENTOS Y SANE DE LOS NERVIOS Y DEPRES Y ANSIEDAD.- MIS HIJOS QUE ESTEN CONTENTOS SON LOS DESTINOS. GRACIAS.- REZARÉ TRES PADRE NUESTROS.- AMÉN.-

    ResponderEliminar
  3. SAN NARCISO DE JERUSALÉN,ÁNGELES DEL CIELO, DIOS NUESTRO SEÑOR, HACED QUE MI ESPOSO CAMINE CADA VEZ MEJOR Y SIN DOLORES.- A MÍ QUE NO ME VUELVA EL CATARRO.- MI NIETO QUE SEA FELIZ CON LOS AMIGOS Y ESTUDIO MUCHO.- ELUR QUE VAYA MEJORANDO Y ESTÈ ALEGRE- Y MIS HIJOS SEAN FELICES CON LOS DESTINOS.- GRACIAS.- REZARÉ UN CREDO Y TRES PADRE NUESTROS.- AMÉN.-

    ResponderEliminar

Tus comentarios son bien recibidos. ¡Gracias!